5 escenas de cine improvisadas

5 minutos

Si algo tienen en común los actores protagonistas de las 5 escenas de las que hablamos a continuación es, por un lado, su calidad en su profesión y, por otro, su capacidad de improvisación (derivado de su primera característica común).

Mucha gente critica al cine por la “facilidad” en comparación con el teatro para rodar una escena, ya que en el teatro te la juegas en puro directo y en el cine puedes repetir hasta que quede perfecta. Pues bien, hoy hablamos de 10 escenas de películas donde los intérpretes de las mismas deciden saltarse el guión y las órdenes de sus directores y simplemente improvisar.

1. El silencio de los corderos (The silence of the lambs) [1991]

Joder, si empezamos con el señor Hopkins…ya pueden ser buenos los siguientes. Bien, en la escena donde le explica a a la agente del FBI Clarice Starling (Jodie Foster) como se comió un hígado humano mientras disfrutaba de un buen vino, el Dr. Hannibal Lecter realiza un sonido extraño con su boca.

Bien, ese sonido no aparece en el guión, Anthony Hopkins lo usó en uno de los ensayos para asustar a su compañera de reparto, pero al director Jonathan Demme le gustó tanto que decidió incluirlo en la película (gracias).

2. El caballero oscuro (The Dark Knight) [2008]

Yo creo que con el número 2 mantenemos el nivel de gran actor, más que nada porque hablamos de una de las mejores interpretaciones que hemos visto en los últimos años. Heath Ledger se puso bajo la batuta de Christopher Nolan para dar vida al joker y hacerle las cosas un poco más difíciles a Batman.

Pero no se puso del todo bajo la batuta del director de Origen, ya que en la escena donde hace volar por los aires el hospital, según el guión Ledger simplemente tenía que caminar hacia el autobús y escapar. Pero, sin previo aviso, se paró en mitad de la calle y comenzó a toquetear el detonador hasta que la explosión le sorprende…simplemente ponte el vídeo.

3. En busca del arca perdida (Raiders of the lost Ark) [1981]

Harrison Ford también improvisó como Indiana Jones. Y es que en el caos de la persecución a Marion Ravenwood al Dr. Jones se le cruza un tipo vestido de negro con una gran espada.

En el guión estaba escrita una larga pelea de espadas pero Harrison Ford se encontraba indispuesto, y sumando a eso el calor que hacía decidió acabar por la vía rápida con su pistola…

4. El Padrino (The Godfather) [1972]

Peter Clemenza ordena a Rocco Lampone que asesine a Paulie Gatto por traicionar a Don Vito Corleone. En el guión original Clemenza simplemente decía “deja el arma”, pero recordando una escena donde su esposa le pedía que trajera cannoli (canelones) termina diciendo la frase “deja el arma, trae los cannoli” para evitar una bronca de la parienta, claro.

5. Pretty Woman [1990]

Situémonos, Richard Gere y Julia Roberts (). El señor Gere le regala a su acompañante un collar de diamantes, y cuando ella se acerca a tocarlo Gere (sin salir en el guión) cierra la caja de golpe sorprendiendo a la actriz. La escena quedó tan natural que finalmente pudimos disfrutar de ella.

Bonus

Como pequeño bonus traigo dos escenas de otros dos grandes actores donde, a pesar de uno romperse dos dedos de un pie y el otro cortarse la mano, siguieron rodando como si nada. Hablo de Vigo Mortensen en El Señor de los Anillos Las dos Torres (The Lord of the Rings: The Two Towers) y de Leonardo DiCaprio en Django Desencadenado (Django Unchained).

Vigo Mortensen le da una patada a un casco de Uruk-Hai como gesto de rabia al dar por muertos a Merry y Pippin, con tan mala suerte de que se rompe dos dedos del pie. El actor siguió grabando, y si ves la película en versión original (o este vídeo, vaya) puedes escuchar que el grito de rabia es más bien de dolor.

Si hablamos de Leo, en su papel en Django en una de las escenas rompe una copa y los cristales de la misma le provocan graves cortes, pero el actor decidió terminar la escena porque estaba demasiado metido en el papel. En el segundo 27 del vídeo podemos ver como se mira el corte y comprueba que está sangrando mucho, a pesar de ello el actor termina su magistral monólogo como si nada.

“La sangre goteaba por su mano. No rompió la escena. Estaba en el punto álgido y continuó intensamente. Leonardo no vaciló en jugar todas las diferentes facetas de un ser humano verdaderamente horrible”

Alvaro Corujo

Peter Patrick pitter patters on the window. And Sunny Silhouette won't let him in.

Latest posts by Alvaro Corujo (see all)

Comments are closed.