Análisis temporada 3 de Los 100

5 minutos

Pequeña introducción

Antes de hablar de la tercera temporada en sí, permítanme colarme y hablar de manera breve de lo que son para mi The 100. Estamos ante una serie que te engancha desde el primer episodio, aunque aparentemente sea una serie más. The CW lo ha hecho a la perfección desde el principio, trayendo una serie de ciencia ficción un tanto diferente a otras a las que estábamos acostumbrados.

La ventaja con la que cuentan a la hora de realizar esta serie es, sin duda, que no se juegan nada. Me explico. Mientras que, en series con mayor popularidad como The Walking Dead o Juego de Tronos. cada paso está bajo el punto de mira, en una serie como Los 100, pueden jugársela más. Y eso han hecho, sobretodo en esta tercera temporada.

Las constantes idas de pinza a las que nos han sometido han sido geniales, haciéndonos querer y odiar la serie al mismo tiempo. ALIE se ha convertido en pieza fundamental en esta última temporada, y eso les ha servido para volvernos locos todavía más, motivo por el cuál nos gusta tanto esta serie. Les dejo ya con el fabuloso análisis de Nacho.

Álvaro Corujo

Entre tanta comedia, series de ficción histórica-fantástica o survivals zombies, a veces nos encontramos con series de otros registros que, sin ser obras maestras, saben usar los elementos de los que disponen para engancharnos a la pantalla. Este es el caso de Los 100, una serie de ciencia ficción de The CW, hogar de Flash, Arrow y de la reciente adquisición, Supergirl.

Los 100 comienza cien años después de un evento apocalíptico, una guerra nuclear a escala mundial que destruye e irradia toda la superficie terrestre. Solo unos pocos supervivientes han logrado escapar de la destrucción, viviendo en estaciones espaciales, siendo la más grande de ellas el Arca. Sucede que en el Arca se están quedando sin alimentos y sin oxígeno, y para averiguar si la superficie terrestre vuelve a ser habitable, deciden enviar a 100 jóvenes delicuentes a establecer un campamento en la Tierra. Estos exploradores no solo descubren que la Tierra es habitable, sino que no son sus únicos habitantes.

Con esa premisa, Los 100 cumplen su tercera temporada en cadena, con la confirmación de una cuarta. Tras dos temporadas en guerra, ya sea con los Salvajes o con Mount Weather, esta temporada comenzó con una aparente normalidad. El campamento de Arkadia, hogar de los Sky-People, se centraba en buscar nuevos supervivientes, de otras estaciones espaciales. Gracias a esto, conocemos al grupo que lidera Charles Pike (Michael Beach), mucho más agresivo con los Salvajes que los habitantes de Arkadia. Por otro lado, tenemos la transformación de Jaha (Isaiah Washington) en una especie de mesías, a través de ALIE.

Y vamos a hablar de ALIE, sí. Porque a lo largo de esta tercera temporada hemos tenido intriga política en Arkadia, guerra más adelante y, por fin, todo desembocó en la trama de ALIE y la inteligencia artificial. Si el comienzo de la temporada se enfocó más en la guerra de poder entre el bando pro-Kane y el bando pro-Pike al estilo Civil War, esto solo sirve de marco para el crecimiento de ALIE como amenaza final. Este personaje, muy bien llevado por Erica Cerra, ha sabido ser una autentica amenaza a través de los personajes que hemos conocido a lo largo de estas temporadas. Punto a favor de la villana de la temporada.

No estamos, de todas formas, ante una serie de una calidad técnica abrumadora. Sin embargo, siempre vas a tener ganas de saber como continúa la historia, hasta llegar al punto final, que cumple con la esperada emotividad del momento. Pero si algo diferencia a esta serie del resto de producciones de la cadena son las muertes. Está claro, a los guionistas de Los 100 no les tiembla el pulso a la hora de cargarse a gente.

Spoiler

Spoiler

Como serie de CW, contamos con la misma estructura que otras series del mismo corte, un grupo de secundarios liderados por una principal, en este caso Eliza Taylor en el rol de Clarke. Esta temporada ha servido para confirmar a uno de los mejores personajes de la serie, John Murphy a.k.a. el Superviviente, al que encarna Richard Harmon. Este personaje, recurrente durante las dos primeras temporadas, ha dado el salto a principal y ha resultado ser uno de los más importantes durante la tercera temporada.

Los que inicien la serie, verán a una cara conocida en ella. Hablamos de Henry Ian Cusick, más conocido por su papel de Desmond en Lost (2004-2010), que da vida a Kane, uno de los líderes tanto en el Arca como en Arkadia. Y como no, estamos en CW, los tíos están buenísimos y las chicas son guapísimas. Si bien, al comienzo puede parecer una serie de marcado corte juvenil, según avanzan los capítulos, las tramas de adolescentes van quedando de lado, adoptando un enfoque sci-fi que ha terminado por marcar el final de la temporada.

 nsf points

Y tú, ¿qué puntuación le pones?

[Total: 69 Porcentaje: 2.8]

“Los 100 nos ha dejado una temporada 3 muy fresca, llena de acción aunque eso si carente en algunas ocasiones de sentido alguno. Aunque quizás eso, el no saber qué narices está pasando ni por qué, es probablemente la magia de esta serie. PD: me voy a hacer una camiseta de Murphy, el puñetero amo”.

Álvaro Corujo (crítico de No stage fright)

Trailer de la tercera temporada

¡Nos vemos la próxima temporada!

Nacho Fernández

Happiness only real when shared.

Comments are closed.