¿Qué te ha parecido el nuevo disco de Arctic Monkeys?

4 minutos

Me alegra que me hagas esa pregunta. Tras 5 años sin nuevo material vuelven mis queridísimos Arctic Monkeys con un nuevo trabajo. Tranquility Base Hotel & Casino ha llegado envuelto en un baño de críticas por parte de los fans. ¿Críticas con o sin sentido? Vamos a hablar un poco de esto y de qué narices me ha parecido este nuevo trabajo de Alex Turner & CIA, mi grupo favorito que tuvo el detalle de sacar el disco el día de mi cumpleaños. Majos.

Amish Monkeys.

Bien, lo primero de todo y seguramente el motivo por el que estás aquí: las críticas. La mayoría de las mismas critican el disco diciendo cosas como “no tiene nada que ver con Arctic Monkeys” o “han cambiado radicalmente”. Y sí, razón no les falta, pero si te pones a escuchar cualquier canción de Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not y la comparas con cualquier canción de AM pues, oiga, también hay diferencias (y muchas).

Esto se llama evolución, algo que ha sufrido el grupo (para bien o para mal) desde 2006. Yo personalmente soy más fan de los orígenes de Arctic y su estilo 100% indie, nada me puede gustar más que un Teddy Picker o un A Certain Romance. Pero eso no significa que los siguientes trabajos sean, ni muchísimo menos, malos. La calidad brilla en todos y cada uno de sus trabajos, incluido Tranquility Base Hotel & Casino. Si te mola un grupo que, como mucha gente ha criticado en redes, no cambie de estilo te recomiendo escuchar a Leiva o Maná: toda su música es igual. Ojo, Leiva tiene unos temazos terribles, pero eso no quita que toda su música sea exactamente igual.

Uno de los nuestros versión millenial.

Arctic han cambiado y evolucionado durante los más de 12 años que llevan en esto. Y eso mola. Es verdad y reconozco más que nadie que Tranquility Base Hotel & Casino parece más un álbum de The Last Shadow Puppets (grupo que tiene Alex Turner con Miles Kane) que de Arctic o directamente un Alex Turner & Amigos, ya que otros miembros del grupo como Matt Helders (batería) parece que no han participado en el mismo.

En resumen, nos encontramos ante un disco más chill, con unos Arctic Monkeys diferentes a lo escuchado hasta el momento, pero sin dejar de ser un álbum fantástico (os recomiendo darle varias escuchas y leer las letras). Eso sí, espero que en sus diferentes festivales de este verano toquen bastante más de otros trabajos, ya que un concierto sólo de este disco puede ser un poco soso (por el ritmo, vaya). Os contaré si en Lisboa les tiro algo a la cabeza o les sigo queriendo con locura.

Antes de irme quiero criticar mucho que en Star Treatment (primera canción del disco) tras el “So who you gonna call?” no se escuche un enorme GHOSTBUSTERS. Y a ti, ¿qué te ha parecido el disco? Cuéntanos en redes sociales.

Alvaro Corujo

Peter Patrick pitter patters on the window. And Sunny Silhouette won't let him in.

Comments are closed.