Stranger Things no debería de tener una segunda temporada y lo sabes

3 minutos

Las modas, qué malas son las modas. Me pongo de nuevo la capa de hater para decirte algo importante: Stranger Things no debería de tener una segunda temporada y lo sabes. No hiperventilemos todavía y vamos a decir por qué.

Muy sencillo. La idea original de los hermanos Duffer en una hipotética segunda temporada era contar cómo unos científicos descubrían el Upside Down unos 20 años antes (1960 y pico) y el origen del laboratorio donde luego harán experimentos con Eleven y compañía. Esta idea se filtra al poco de salir la temporada (cuando todavía no estaba de moda) en una entrevista que concedían los productores de la serie.

“Tenemos un documento de 30 páginas que es bastante complicado en términos de lo que significa todo ese mundo, y de dónde procede el monstruo, y por qué no hay más monstruos… Hay muchas cuestiones que no hemos tenido ocasión de responder en la primera temporada debido a la necesidad de centrarnos en Will.”

Matt Duffer

El principal error que se comete en lo que será la segunda temporada está clarísimo: los malditos críos. Si, como oyes. Son majísimos, todas las semanas son varios los medios que hablan de sus selfies en Instagram o de cualquier pijada para buscar clickbait vaya. ¿Por qué es un error contar con ellos en una segunda temporada? Porque no queremos más de lo mismo.

Imagina una segunda temporada unos años antes, como en un principio iba a ser, contando el origen de las cosas (por ejemplo temporada 2 de Fargo, ambientada en 1979 mientras la 1 ocurría en 2006)  y hablando de los 10 niños que fueron antes de Eleven, incluso del origen de la propia niña rapada. ¿Por qué están ahí? ¿No sería algo más interesante que volver a ver LO MISMO?

Dejo clara una cosa: yo me vi Stranger Things en 2 días. La tenía apuntada y el día que salió me metí un Netflix & Chill que no lo vi ni venir (si, antes de que se pusiera de moda y la viera hasta mi abuela). Y si, me gustó. No es una serie de culto ni mucho menos, pero es entretenida. Los guiños a los 80 y a películas de Spielberg y compañía son muy buenos, buenísimos, la esencia pura de la serie.

Eso si, de los 4 protagonistas (no cuento con Will que es cojo y no sale nada) tuve más que de sobra con esa temporada, explotarlo más me parecería un grave error. Ya se sabe que la segunda temporada estará ambientada en 1984 (un año después que la 1). Quizás me coma mis palabras y dentro de un año vengáis a restregármelo por la cara, pero me parece a mi que la segunda temporada va a tener un bajón considerable.

La cara que se os va a quedar cuando veáis que tengo razón.

Eso si, la serie tiene muy buena nota en estos lares porque repito, la primera temporada es muy buena. La pena es que vayan a echar a perder la serie con la segunda. Es lo malo de las series y las películas, tira más la carterita y el asegurar público que jugársela y hacer las cosas bien. Podéis leer nuestro fantástico análisis de la misma haciendo click aquí.

Alvaro Corujo

Peter Patrick pitter patters on the window. And Sunny Silhouette won't let him in.

Latest posts by Alvaro Corujo (see all)

Comments are closed.