Analizando Dreamworks: Primera parada AntZ (1998)

5 minutos

Está claro que todos conocemos a Pixar, sabemos cuales fueron sus obras maestras y sus obras más mediocres pero, ¿qué es de Dreamworks? Hoy en día casi nadie se para a analizar sus filmes así que me he propuesto empezar una serie de análisis repasando toda la filmografía 3D de la compañía por orden cronológico.

Antes de comenzar me gustaría aclarar que voy a analizar todas las películas desde el punto de vista del doblaje en castellano. Os parecerá una tontería pero un buen doblaje muchas veces ha salvado una película desastrosa y viceversa. Lógicamente, también advertiros de la presencia de SPOILERS así que si aún no la habéis visto por favor vedla.

Antz, la primera película realizada completamente en animación 3D por Dreamworks y lanzada en el año 1998, dirigida por Eric Darnell y Tim Johnson con un presupuesto de 60 millones de dólares que recaudó más de 170 millones en taquilla. En ella se nos narra la historia de una hormiga neurótica con un complejo de inferioridad que vive en un agujero en el suelo donde es imposible labrarse una identidad. Z, nuestra hormiga protagonista, se enamora de una princesa y hace todo lo que sea para volver a verla, lo que le lleva a verse involucrado en una guerra que resulta ser parte de un gran complot secreto.

Así es como nuestros protagonistas se ven enfrentados a humanos, insectos, elementos naturales, incluso a los de su propia especie para encontrar el paraíso de los insectos que resulta ser una maldita papelera. Al final, Z reúne fuerzas con el resto de la colonia, el malo muere y todos son felices.

A primera vista podemos decir que el argumento es de lo más cliché barato… ¡Pero funciona! Todo encaja de acuerdo con las personalidades de los personajes y lo hace a la perfección. Y aquí es cuando viene el gran “pero”. Como ya he dicho, todos personajes tienen presencia pero, ¿y Cutter? No se sabe mucho de él, siempre permanece en la sombra a las ordenes del general y nunca llega a tener un verdadero protagonismo. Para mi, sin duda alguna, es el mayor fallo de la película.

Por otro lado es increíble como han conseguido crear un estilo de animación que, pese a no tener un diseño de personajes con unos rasgos identificativos claros como ojos grandes y coloridos, sigues reconociendo a todos y cada uno de ellos algo que se ve reforzado por la gran interpretación de sus actores en la versión inglesa como Woody Allen o Sylvester Stallone cuyas personalidades fueron plasmadas en los protagonistas.

También hay que destacar el apartado visual. Lo más sorprendente es el constante empleo de tonos desaturados y neutros, muy oscuros, y quizás ese sea el principal problema. Se supone que va dirigida al público infantil pero en muchos aspectos no es digamos “amigable”. Para acabar con el apartado gráfico hay que destacar la buena calidad en general. Quiero decir, miradla y luego mirad Toy Story. Vale que hay 3 años de diferencia y es evidente que los años pasan para todos, pero está claro que se han cebado más con el film de Pixar. Además el efecto desenfocado no hace mas que difuminar los evidentes defectos de la animación de la época.

Algo que también me resultó digno de destacar es que todo está escalado. Todos sabemos que una Mantis Religiosa es mucho más grande que una simple hormiga, al contrario de lo que Bichos nos quiere hacer creer (y que conste que no deprecio en absoluto las decisiones de Pixar en cuanto al diseño de sus personajes). Sin duda estamos ante una película más adulta y entre millones de comillas “realista” que la producción de Pixar, algo que va a cuestión de gustos. A mi, desde luego, tanto cuando la vi por primera vez como ahora me han ganado.

La producción de Dreamworks cuenta con una banda sonora pegadiza y con un ritmillo muy fácil de identificar y recordar, sin duda un gran acierto. Muchas películas basan su identidad en poseer una banda sonora única, como es el caso de Pixar, cuyos grandes éxitos poseen unas bandas sonoras deliciosas sin recurrir a canciones existentes. Aquí es donde tengo algo que decir.

Cuando una película recurre a una canción mítica aun poseyendo una banda sonora muy buena lo único que hace es convertirse en algo muy comercial y carente de alma, pero de eso ya hablaré más detenidamente. Sin embargo, aquí Dreamworks ha dado en el clavo. Ha cogido grandes éxitos, canciones ya existentes como la famosa canción de Johnny Nash I Can See Clearly Now que todos recordareis y les ha dado un toque personal haciendo que las interpreten distintos músicos, incluso los propios actores. Todo un acierto sin duda que tenderá a repetir en sus siguientes producciones.

En conclusión: AntZ es una película que o te encanta o te es indiferente, pero sin duda tiene una personalidad única y unos personajes bien construidos que conseguirá ponerte en contacto con tu larva interior.
Para la próxima semana toca analizar el siguiente gran éxito de Dreamworks: Shrek (2001)

Sergio Suárez @metalzebra_

No stage fright

No stage fright

"Un mago nunca llega tarde, Frodo Bolsón. Ni pronto. Llega exactamente cuando se lo propone." | ESDLA: La Comunidad del Anillo (2001)
No stage fright

Latest posts by No stage fright (see all)

Comments are closed.