Big Little Lies 2×04: She Knows

3 minutos

Con la llegada del cuarto episodio y una vez cruzado el ecuador de esta segunda temporada, nos vamos acercando cada vez más al desenlace de las 5 de Monterrey. Una vez más, Big Little Lies nos vuelve a regalar un capitulazo en el que se empiezan a manifestar las consecuencias de todas las conspiraciones que hemos ido viendo los episodios anteriores.

La desquiciante Mary Louise vuelve a poner contra las cuerdas a nuestras protagonistas, especialmente a su nuera Celeste, con la que tendrá un par de enfrentamientos que no serán muy agradables para la segunda. Mary Louise se nos ha presentado prácticamente desde el principio como una villana de manual y como espectadores, nos hemos posicionado siempre de parte de la pobre Celeste. Sin embargo, She Knows consigue que nos planteemos nuestra opinión.

Primero, en el encontronazo en casa de Madeleine cuando Mary Louise se presenta por sorpresa en la reunión de Halloween y acaba enzarzada en una discusión con Celeste, en la que la pelirroja le propina un tortazo bastante merecido. Esto lejos de hacerle un daño real a la suegra, le da la satisfacción de la razón, pues ya más de una vez ha identificado a Celeste como una persona violenta con problemas mentales.

Por si fuera poco, posteriormente el personaje interpretado por Nicole Kidman vuelve a meter la pata, cuando Mary Louise la pilla recién levantada tras pasar la noche con un camarero, de lo cual Celeste no recuerda absolutamente nada. Como ya se venía venir, todo esto termina con una demanda por la custodia de los niños, algo que podría parecer totalmente injusto, pero como bien dice la propia Mary Louise a Jane ¿Dejarías que tus hijos se subieran en coche con Celeste en su estado actual?

Renata, por su parte, no está dispuesta a perder todo lo que tiene. Y tras una desagradable experiencia con la auditoría a la que deben someterse ella y su marido ante el juez, decide celebrar una fiesta por todo lo alto para el literalmente no cumpleaños de su hija. La temática disco de la celebración vuelve a ser la excusa perfecta para que veamos a nuestras chicas disfrazadas.

El vestuario y maquillaje en este episodio vuelve a ser de escándalo como ya lo fue en la T1 con la fatídica fiesta de Audrey y Elvis. En la reunión veremos a todos los personajes interactuar entre ellos y como afloran los conflictos. La crisis que afrontan Madeleine y su marido Ed, como la madre de Bonnie se empieza a oler la tostada de lo que pudo pasar con la muerte de Perry, la frustración de Jane al intentar iniciar una relación… y, como no podía ser de otra forma, la juerga no termina precisamente bien.

Tras un pequeño y patético enfrentamiento entre Ed y el idiota de Nathan (en serio, no lo trago), cuando Renata se encuentra despidiendo a sus huéspedes, la madre de Bonnie sufre un grave infarto tras una de sus visiones. ¿Por qué sucede justo esto cuando entra en contacto con Renata? Más tarde descubriremos que lo que ha visto realmente es a su hija ahogándose, ¿se llegará a cumplir la profecía?

🙂 Lo mejor: Toda la escena en casa de Renata con la fiesta disco. Big Little Lies se está empezando a convertir en sinónimo de gente glamurosa disfrazada

😡 Lo peor: Que con el protagonismo ganado de Renata y Bonnie, disminuya el de Jane y Madeleine. Celeste sigue siendo uno de los pilares indiscutibles de la serie.

🎙 nsf points

Claudia Florez

Realizadora Audiovisual. Adoro las películas de Wes Anderson, cualquier cosa en la que aparezca Cate Blanchett y a Mulán.
Claudia Florez

Latest posts by Claudia Florez (see all)

Comments are closed.