Entrevista a The Levitants

6 minutos

Con motivo de los conciertos de presentación del Mad Cool que organiza Vibra Mahou en Gijón, hemos podido charlar con Sergio, la voz y las guitarras de The Levitants. Esta banda vallisoletana se encuentra inmersa en la presentación de Enola, publicado a finales del año pasado.

Como ya han pasado unos cuantos meses desde la salida de Enola, ¿qué tal la respuesta? ¿Cómo lo ha recibido el público?

Pues la verdad que estamos encantados porque nosotros, cuando entramos a grabar Enola, no íbamos con ninguna pretensión, y nos hemos encontrado con, por ejemplo, que el otro día se nos acabaron los vinilos. Estamos yendo a ciudades que nunca habíamos ido y está habiendo muchísima gente. Estamos muy, muy contentos con la acogida. Poder tocar en un festival como el Mad Cool es un indicativo de que a la gente le está gustando y que se está moviendo. Creo que llevamos ya treinta fechas y nos quedan otras cincuenta casi. Tenemos fechas hasta septiembre de este año y llevamos desde antes de que sacásemos el disco, desde abril. Tener una gira tan larga, y además repetir en algún sitio y que vaya tanta gente… pues la verdad que encantados.

Ya que has hablado de la grabación del disco, ¿cómo fue la reunión previa? Porque es distinto al EP anterior y al disco de hace ya mil años por lo menos. No sé si teníais también alguna presión añadida por hacerlo con Subterfuge.

Pues no porque básicamente entramos a Subterfuge con el disco hecho, entonces no nos supuso ninguna presión. Al contrario, nosotros entramos en parte gracias al disco anterior, Coimbra, que había llamado la atención y que habíamos conseguido hacer cosas bastante importantes: habíamos cerrado el Sonorama, habíamos hecha una gira bastante larga de presentación ya por 2017 en la que habíamos hecho sesenta fechas por toda España. Eso nos abrió las puertas para entrar a Subterfuge, pero realmente la presión nos la ponemos nosotros que sí que trabajamos a un nivel alto de exigencia porque esta es nuestra manera de entender la música, y un poco la vida. Entonces, la exigencia está ahí, pero nadie nos ha puesto las pautas de lo que teníamos que hacer, sino que eso lo hemos decidido todos nosotros. Hacemos un poco lo que nos da la gana, que al final creo que es un poco lo que interesa en esto de hacer música.

Otra de las cosas que tenía apuntadas y que también has apuntado es el Trigo del Sonorama, la Plaza del Trigo ¿Qué se siente al ver la plaza tan llena?

Pues encantados, la verdad es que estábamos flipando porque, en principio, íbamos a tocar a las dos de la tarde, que a priori se supone que es una de las mejores horas, y por cambios de última hora en la parrilla nos tocó hacerlo a las doce, que es una hora un poco más complicada porque la gente está aún sufriendo los desmanes del día anterior. Y la verdad que ver la plaza llena cuando salimos a tocar fue una pasada. También, como nosotros somos de Valladolid, el Sonorama es un festival que sentimos muy cerca porque nos pilla al lado. Fue una verdadera pasada. Es una de las cosas que todo grupo de la escena indie o de la escena alternativa siempre sueña con ello y la verdad que fue una pasada.

Desde que sacasteis el primer álbum en 2013 y después Coimbra, habéis pasado ya por todo, desde un parón larguísimo, cambio de formación… ¿ahora con el disco nuevo veis más o menos cierta estabilidad en el horizonte?

Sí, ahora mismo nosotros estamos centradísimos en esto. Hemos anunciado las fechas de enero, febrero y marzo, pero es que llevamos desde octubre, con la presentación en la Sala Sol con todo vendido fue la hostia. Me parece que ahora tenemos marzo, abril y mayo con todo lleno. También vamos en abril por primera vez a las Islas Canarias. Nos vamos en mayo a Inglaterra, que haremos gira inglesa, que sólo está anunciado Londres, pero está por anunciar Liverpool y Manchester. La verdad que estamos súper contentos de la acogida y de que esté funcionando tan guay.

Creo que el tema es que ha habido una evolución muy grande desde el principio. De hecho, no es comparable. Por ejemplo, el segundo disco, Coimbra, en realidad para nosotros es el primero porque es el primero con el cambio de formación. Como decías, Dani y yo llevamos desde el principio, y hay un primer disco grabado a toda velocidad. El primer año casi que nos formamos decidimos grabar con los medios que teníamos.  Muy contentos también por la acogida que tuvo porque no sabíamos prácticamente ni tocar. Empezamos a ir a concursos de bandas y nos seleccionaban y estaba muy bien. Luego está Coimbra, que fue el momento que Juan entró en la banda, y con la salida del guitarra y del bajista y con la entrada de un teclista que también hace las bases de bajo, porque no tenemos un bajista, cambió todo. Tanto el sonido como el concepto se definió. Había una idea que no estaba muy definida, porque al principio yo me acuerdo de cuando íbamos a grabar que éramos un poco desastres. Pero como todas las bandas cuando empiezan que no lo tienen dominado y, sobre todo, queríamos correr muchísimo. Y con Coimbra ya nos definimos, vimos un poco por dónde queríamos ir y ya con Enola hemos hecho lo que teníamos en la cabeza.

Cuando entrevistamos artistas siempre solemos pedir una recomendación de una peli o de una serie. Entonces, no sé si eres muy cinéfilo y tienes algo en mente o si te estoy metiendo en un marrón.

No, no, no me metes en ningún marrón, todos somos muy cinéfilos. De hecho, a la hora de grabar los discos nos gusta empaparnos. Todo el mundo nos pregunta “¿cuáles son tus influencias?” y casi siempre esperan que las influencias sean musicales. Yo por ejemplo soy muy fan de David Lynch, pero ahora mismo creo que estamos en un momento idóneo para que, si alguien no la conoce, vea la serie Utopía, que es un puntazo por todo lo que nos está rodeando, ¿no? Por lo del coronavirus y todo esto. Es una serie que es muy divertida, muy amena y que me parece que está muy bien hecha. Luego ya si nos ponemos a hablar de clásicos tiraría pues, por eso, por David Lynch, pero seguramente la recomendación sería todo de David Lynch.

 

Para poder disfrutar del directazo que ofrecen The Levitants, junto con el de Arizona Baby Guadalupe Plata, no hay más que pasarse por la Sala Albéniz y alucinar con las propuestas de estos grupazos.

Aitor Gonzalez
Últimas entradas de Aitor Gonzalez (ver todo)

Comments are closed.