Game of Thrones 5×09 – The Dance of Dragons

6 minutos

Noveno capítulo de Juego de Tronos que continúa con buena dinámica tras el capitulazo que tuvimos hace una semana sin embargo no consigue sobrepasar el nivel de octavo. También hay que decir que el listón había quedado demasiado alto con los aterradores caminantes blancos. Bueno sin entrar en  territorio peligroso empezamos, y digo peligroso porque ya sabéis que a partir de este punto comienzan los….

[[SPOILERS]]

El capítulo tiene dos historias bastante más interesantes que las otras y vamos a comentarlo intercalándolas entre las pequeñas. Para empezar retomamos donde nos quedamos en el ya mencionado número ocho: más allá del muro con el super bastardo Jon. El grupo que lidera cuenta con miembros de dos bandos, los hermanos de la guardia de la noche lo suficientemente valientes para acompañar a su comandante a buscar a los habitantes del reino libre, ahora más ocupado por la muerte.

Hombres, mujeres niños y gigantes de ideologías muy distintas pero con un enemigo común, el terror. Traumatizados por ver a sus muertos levantarse para volver a luchar el grupo llega a las puertas del muro donde, tras un momento de tensión, se les permite el paso a tierras más seguras. Como siempre el honor hace mella en la moral de Jon Snow, que se siente culpable por no haber salvado a más gente y, también como siempre, está en las manos del bueno de Sam el animarle.

Bien, ahora empezamos con una de las más interesantes. Stannis y sus tropas son atacadas por los 20 de Ramsay Bolton y les lleva a un estado de desesperación sólo superado por el hambre y el frío. Ante la posibilidad de un motín inminente el comandante Stannis recurre a lo que él considera su último recurso, el fanatismo. Ya pareció haberle funcionado en ocasiones anteriores, derrotas en Aguasnegras aparte, y la pelirroja le insiste así que habrá que hacerle caso. Sabiendo que Sir Davos desaprobará de esta decisión, Stannis manda a la única cabeza sin el juicio nublado lejos para ahorrarse retrasos y tras una breve charla con su hija Shireen decide actuar.

La siguiente escena no sólo es brutal sino que roza lo descorazonado. La pequeña busca la aprobación de su padre y le dice que quiere ayudarle así que Stannis se lo toma como una bendición y accede sin mucho remordimiento. A ver se le ve apenado y bastante destrozado pero no vamos a darle el visto bueno por quemar a su única hija. Con este acto muere en Poniente el último resquicio de dulzura que nos quedaba, la pequeña Shireen había tenido muy buenas escenas en esta temporada, véase el discurso que le da su padre de “eres mi hija”, y ante los soldados que apartan la mirada, su madre que se arrepiente en el último instante el único que mantiene los ojos en el horror que acaba de cometer es Stannis. Así nos quedamos en Invernalia, con los Bolton en la fortaleza y Stannis peleando por llegar. No nos queda a nadie a quien desear la victoria, que se pudran todos peleando.

Hablemos de Dorne. La verdad que nos alegramos que esta historia haya acabado de una vez, Jaime y Bronn son perdonados, la rebelión de Ellaria es cortada de cuajo y Myrcella volverá a Desembarco del rey con Trystane Martell cogido de su mano. Ya era hora, esta historia ya se había estirado bastante ocupando casi todos los capítulos de la temporada. Ahora nos queda saber si les darán algo más de tiempo en pantalla a las hijas de Oberyn y qué pasará cuando Jaime vuelva a casa y se encuentre el percal que ha montado su amada Cersei.

Con Arya más de lo mismo. A pesar de lo interesante que es su entrenamiento para convertirse en nadie, no acabamos de conseguir verla como sirviente del Dios sin rostro. Aún atada a su lista de venganza, la pequeña pero matona Stark abandona el encargo que se le asigna para perseguir a un depravado miembro de esa lista que asesinó a su instructor de “baile”, el caballero de la guardia real Meryn Trant. Le persigue a un burdel donde la serie nos permite cogerle un poco más de asco al personaje mientras escoge entre las jóvenes para que nos duela menos verle ensartado en Aguja en el que esperamos que sea el capítulo siguiente.

Y aquí tenemos la chica del capítulo, como siempre al final. Vamos a quitar de en medio el preparatorio pasándolo un poco por encima. Los juegos por fin llegan a Mereen y la sed de sangre y espectáculo del pueblo empieza a saciarse, o eso parece. Daenerys da una palmada para que los combates comiencen, Tyrion hace de Tyrion y vacila un poquito al marido y Sir Jorah se revela como uno de los combatientes de la segunda pelea que gana con un poco de maña y suerte.

De repente parece que a Jorah le puede el despecho y con un lanzamiento certero salva a su amada de un asesino de los Hijos de la Arpía. Comienza el caos, máscaras por todas partes, cuchillos y muerte, mucha muerte incluyendo al marido de Daenerys. Tampoco es ninguna pérdida, el tío daba más problemas que soluciones la verdad, y entre tanta muerte podemos obviarla.

Cuando todo parece perdido aparece Drogon, el dragón perdido y salva a su madre. Dentro de la locura que es el hecho de que Daenerys se suba a su espalda y comience a volar como un auténtico Targareyan el nivel de épico que podía haber sido este momento queda bastante arruinado por la baja calidad de los efectos especiales de la escena.

Parece que gastaron el presupuesto en hacer el dragón y la batalla contra los caminantes blancos porque, lo que es la mezcla entre la actriz y el dragón, les ha quedado bastante pobre. Se les fue de las manos con el croma y mientras ella mira hacia abajo el coliseo se nota bastante. Es por este hecho que al capítulo le damos 3 puntos en vez de 4, pero es injusto darle los mismos que al anterior. Se quedo muy cerca pero no lo suficiente, Juego de Tronos nos tiene muy mal acostumbrados a un gran nivel de capítulo novena (Boda Roja), ver veremos si están guardando joyitas para el décimo y último de la quinta temporada.

nsf points:

3

Aquí os dejamos la promo para el último capítulo titulado “Mother’s Mercy

Carlos Fernández Alonso

Weigh anchors and hoist the mizzen. Yo ho ho.

Latest posts by Carlos Fernández Alonso (see all)

Comments are closed.