La Conexión entre las Películas Marvel

5 minutos

Ya ha pasado un buen tiempo desde que, en 2007, Samuel L. Jackson mencionaba un tal “proyecto Vengadores” en la escena postcréditos de Iron Man. En ese momento, ni los más optimistas en las oficinas de Marvel podían predecir el impacto que iban a tener sus películas. Tras Iron Man, llegaron unas cuantas películas más (Capitán América, Thor, Los Vengadores…) todas relacionadas entre ellas, compartiendo mundo.

Esto fue llamado MCU, o para entendernos, Marvel Cinematic Universe, un universo donde los sucesos de cada película afectaban a las demás. Esta fórmula, que ha demostrado su éxito con creces, trajo una nueva forma de hacer cine, y franquicias como Star Wars o la principal competidora de Marvel, DC, se han fijado en esto para sus nuevas películas.

Pero, ¿cuál es la relación entre todas las películas que salen de la compañía de Disney? Porque no todo son guiños, o menciones a los sucesos de otras películas. El MCU se construye bajo el control de Kevin Feige, el jefazo que supervisa todos los detalles de cada película.

Y la idea que ronda la cabeza de Feige tiene dos pilares básicos: un malo muy malo que tenga un poder infinito y los mejores superheroes de la Tierra (y tras el genial estreno de Guardianes de la Galaxia, también de otros mundos).

Como supongo que a los Hulk, Thor, Spiderman o Capitán América los conocemos todos, hoy vamos a hablar del malo malísimo que nos espera al final de esta serie de películas, en la ya confirmada Infinity War. Vamos a hablar del Titán Loco, de Thanos, y de como conseguirá ese poder infinito.

En los cómics, Thanos es el campeón escogido por la Muerte, de la que está enamorado, cuando esta se da cuenta de que el número de vivos supera al número de muertos que ella posee. Para cumplir su misión, busca por todo el universo las seis Gemas del Infinito. ¿Qué son estas gemas? Las gemas del Infinito son unas piedras preciosas que contienen en su interior la matriz de lo que hace al Universo.

Al reunir todas, su portador forma el Guantelete del Infinito, un artefacto con el cual se puede dominar el universo entero. Pero no os creáis que por separado son unas simples piedras que brillan. Para nada. Individualmente, cada una de ellas permite dominar un aspecto espacio-temporal o espiritual. Estas son las seis gemas:

Gema VerdeAlma: permite manipular las almas, quitar o devolver vidas y crear un portal a una realidad astral donde su poseedor se puede refugiar.
Gema Azul Mente: otorga telepatía, proyección astral y otros tipos de poderes psíquicos.
Gema RojaPoder: da a su portador omnipotencia y la capacidad de acceder a la energía del Universo. También, potencia el efecto de las otras gemas.
Gema AmarillaRealidad: capaz de manipular la realidad a partir de los deseos del propietario.
Gema NaranjaTiempo: da la capacidad de viajar en el tiempo, acelerar o revertir procesos naturales y crear lineas de tiempo alternativas.
Gema PúrpuraEspacio: permite moverse a través del espacio, haciendo a su portador omnipresente.

Cualquier seguidor avispado del MCU podrá darse cuenta ahora de varios objetos que sirven como elemento central para el argumento de las películas: el Teseracto (Capitán América: el Primer Vengador, Los Vengadores), el Éter (Thor 2: el Mundo Oscuro) o el Orbe (Guardianes de la Galaxia), entre otros. Cualquier lector curioso estará comparando estos objetos con la lista que os he puesto más arriba de las 6 Gemas del Infinito.

Pero os voy a ahorrar trabajo y especulaciones. De momento solo hay dos gemas confirmadas como tal: el Teseracto, que tantos quebraderos de cabeza trajo en Los Vengadores, confirmado por el jefe Feige como la gema del Espacio, y el Orbe, confirmado por James Gunn como la gema del Poder.

Cualquiera que haya visto Guardianes de la Galaxia recordará la escena donde el Coleccionista (Benicio del Toro) explica en detalle la capacidad de destrucción que posee. Pero (¿antes dije que os ahorraba especular?) también podemos especular (¡vaya!) con otros objetos que hemos visto en las películas.

El Éter, ese extraño elemento que ansiaba Malekith en Thor 2: el Mundo Oscuro. Por sus características, podríamos pensar que es una gema del Infinito, pero ¿cual? Estamos abiertos a opiniones, aunque yo creo que estamos ante la gema de la Realidad, pero… eso es solo una opinión de un fan.

Otro posible candidato a “piedra supermegahiperpoderosa” es el cetro de Loki, o para ser más concretos, el extremo del cetro. Este arma, que usó en Los Vengadores para controlar mentalmente a Ojo de Halcón y a Erik Selvig entre otros, sería una fuerte candidata a gema de la Mente.

A falta de confirmaciones por parte de los mandamases de la Casa de las Ideas, y dando por buenas las especulaciones, aun nos quedarían dos piedras (Tiempo y Alma) por descubrir en las futuras películas de Marvel hasta llegar al momento que todos (por lo menos yo) esperamos, cuando Thanos se haga con el control de las seis gemas y forme el Guantelete del Infinito, allá por 2019. Pero como aun quedan unos cuantos años para eso, nos tendremos que “conformar” con ver en pocos días como una inteligencia artificial trata de conquistar el mundo.

Nacho Fernández

Happiness only real when shared.

Comments are closed.