Temporada 3 de Paquita Salas

3 minutos

✅ Este artículo no contiene spoilers de la temporada 3 de Paquita Salas

El pasado viernes, coincidiendo con el Día Internacional del Orgullo LGBT, se estrenó en Netflix la tercera temporada de Paquita Salas. La serie de Javier Ambrossi y Javier Calvo (más conocidos como Los Javis) conquistó al público desde el primer capítulo de la primera temporada. Pero como ya sabemos, sobre todo después de lo ocurrido con Juego de Tronos, generar mucha expectación puede convertirse en un arma de doble filo. ¿Ha sabido Paquita Salas mantener el nivel de las temporadas anteriores? La respuesta es un sí rotundo.

La serie avanza, sin prisa pero sin pausa, retomando las historias de sus conocidas protagonistas. Por supuesto, y dado el éxito que tiene ya la serie, no cuesta encontrar caras conocidas hasta en los papeles más ínfimos. Todo el que ha podido, ha participado y a veces esto puede resultar un poco molesto. No deja de tener cierto encanto que los famosos se peleen por aparecer en una serie sobre el fracaso en el mundo del espectáculo, pero es cierto que algunos cameos te alegran y otros te hacen resoplar.

Dicho esto, la verdadera apuesta de la serie sigue siendo la historia que decide contarnos. La de una España a la que queremos y odiamos a partes iguales. El costumbrismo del que huimos despavoridos en público y con el que lloramos emocionados en privado. El que nos recuerda a la España más casposa pero también a nuestras madres y abuelas, que al fin y al cabo, muchas veces son la misma España. Paquita sigue representando lo mejor y lo peor de nosotras mismas. Las cagadas, las dudas, el miedo al rechazo…pero también el cariño, la lealtad y encontrar las fuerzas para salir adelante.

En esta tercera temporada han elegido hablarnos también de la transfobia, desgraciadamente aún una gran desconocida. Han elegido hablarnos de los videos virales que arruinan las vidas de muchas mujeres porque la sexualidad femenina sigue siendo un tabú. Y han elegido dar un mensaje final con el que dan ganas de levantarse a aplaudir cuando aparecen los créditos finales del último capítulo.

Brays Efe (Paquita Salas) continúa tan espectacularmente camaleónico como el primer día. Y aunque todo el reparto principal es extraordinario, Magüi (Belén Cuesta) sigue siendo el personaje que, con su ternura, mejor complementa a Paquita en la pantalla. La música acompaña espectacularmente la trama. Desde los grandes clásicos como Cuando zarpa el amor, Cadillac solitario o Baila Morena; a C Tangana o La Bien querida, que nos envuelve en los momentos más emotivos.

Quitando algunos cameos demasiado forzados y la intro interpretada por Isabel Pantoja (que desde mi punto de vista sonaba algo desganada), creo que la tercera temporada de Paquita Salas mantiene la calidad de sus antecesoras y es capaz de traer una Paquita que es a la vez la de siempre y un poco distinta.

Solo puedo invitar a todo el mundo a que la vea y la disfrute y esperar que cuando las ideas se agoten, los Javis sepan darle un final digno a esta serie tan entrañable. Hasta pronto, Paquita.

🎙 nsf points

Bea Arranz

Soy enfermera, estudio sociología y me encanta hacer reseñas de películas, aunque a veces me atrevo también con las series y los videojuegos.
Bea Arranz

Latest posts by Bea Arranz (see all)

Comments are closed.