Pixar: 10 aciertos geniales

9 minutos

El otro día puse verde al Estudio del Flexo con una lista de sus 10 errores desastrosos. Hoy toca comentar lo que hicieron bien. Fanboys agarraos los pantalones!

1. TECNOLOGÍA VISIONARIA

 

Igual no lo sabéis, pero Pixar nació como una pequeña división de Lucasfilm, destinada a crear software y hardware para efectos especiales y gráficos por ordenador en películas como Star Wars. Sin embargo, sus integrantes, con John Lasseter a la cabeza, estaban convencidos que con sus programas podían hacerse películas enteras de animación.

La idea fue rechazada por toda la industria hasta que un señor llamado Steve Jobs, que además de tener mucho dinero era muy listo, les financió para que se formaran como empresa independiente y pudieran desarrollar el primer largometraje de la historia hecho íntegramente con modelado 3D y animación por ordenador: Toy Story.

Pixar abrió la puerta a toda una industria que en aquel momento ni se concebía. “Tus personajes parecen todos de plástico” le decían a Lasseter“OK. Pues haremos una película sobre juguetes” fue su respuesta.

2. GUIÓN, GUIÓN Y GUIÓN

Toy Story (1995) fue una obra revolucionaria, no solo por la tecnología que se usó para hacerla, sino por la historia que contaba. Su guión consistía en una fresca modernización de los clásicos Disney que añadía enfoque actual, originalidad temática y formal y una especial atención con el público adulto. Había mucho mimo en ese guión, todo estaba cuidado al detalle y pensado para sorprender y para tocar la fibra sensible de niños y mayores.

Este nivel de excelencia dio sus frutos en forma de éxito de taquilla y crítica. Además la factoría no bajó el listón con sus siguientes películas, sino que lo fue poniendo cada vez más alto, manteniéndose como el referente número uno en el mundo de la animación por casi una década.

3. CONTRATAR A BRAD BIRD

Quiero dedicarle un artículo completo a este hombre porque es un jodido genio. Como adelanto os diré que él nunca formó parte de Pixar como socio, pero fue contratado por John Lasseter para darle un poco de marcha al estudio. De esta colaboración surgieron Los Increíbles y, mas tarde, Ratatouille. Bird es una auténtica bestia parda de la animación. Escribe y dirige estas dos piezas frenéticas en ritmo, inteligentísimas en guión y con una producción artística y tecnológica brillantes. Buena idea subirlo a bordo, Lasseter.

Como curiosidad. Ante la inutilidad de los actores entrevistados, él mismo interpretó a su personaje más célebre de Los increibles: Edna Moda.

4. RESPETO POR SUS CREACIONES

Este punto es algo abstracto, intentaré resumirlo sin parecer muy pedante. Lo que quiero decir es que en Pixar, cada vez que usan a sus personajes, lo hacen de forma coherente y centrada. No sacan a los personajes de su universo ni los usan para otros fines.

Para entender esto podemos comparar Toy Story y Shrek. Dos franquicias con varias secuelas. Una es de Pixar y la otra de Dreamworks. La franquicia del ogro comenzó como una deconstrucción macarra y sarcástica de la fantasía tradicional europea. Sin embargo a lo largo de la saga este propósito se pierde y se comienza a utilizar a los personajes como excusa para vender entradas. Las últimas películas ya no te cuentan historias originales de Shrek. Son comedias genéricas llenas de chascarrillos tipo Padre de Familia en las que se ha sustituido a los Griffin o al Adam Sandler de turno por tu ogro verde favorito. Es un engaño y una traición al propio personaje. la empresa ha matado así a la franquicia, que ha pasado de revelación a producto desechable en pocos años.

Las tres entregas de Toy Story, sin embargo, son películas con guiones originales y pensados para contar nuevas historias sacando partido de los mismos personajes y de un mismo universo. Los guionistas usan la lógica interna del mundo fantástico de la saga para crear nuevos personajes y situaciones, no necesitan sacarlos de contexto ni poner en sus bocas chascarrillos de tipo Club de la Comedia. Son respetuosos y coherentes, lo cual les ha llevado a mejorar con cada secuela y a crear una de las franquicias más queridas y memorables de todos los tiempos, que se mantiene fresca como el primer día aunque ya haga 10 años de eso.

5. INQUIETUD CREATIVA

En Pixar no paran quietos. me encanta que tengan ese espíritu aventurero a la hora de elegir proyectos. Me encanta que jueguen con los géneros y un día hagan fantasía, y al día siguiente ciencia ficción, o una historia de superhéroes. Me encanta que mezclen el western con los dinosaurios y el cine de espías con coches animados. Me encanta que sus personajes sean niñas, peces, monstruos o emociones. Esa variedad de temáticas y de enfoques les hace únicos.

6. ESPÍRITU DISNEY

Otra de las grandes virtudes de Pixar es que, pese a que modernizan la fórmula Disney no rompen del todo con su tradición. Mantienen ciertos cánones que tienen que ver con, por ejemplo, crear historias universales, que no basen sus bromas en anécdotas de actualidad, que construyan sus argumentos a partir de ideas y mensajes claros, que sean coherentes y eviten el absurdo, que no usen un lenguaje muy vulgar o expresiones de moda que puedan quedar obsoletas, etc. En esto también entra la actitud de respeto que he mencionado antes.

Son detalles que parecen una tontería pero que hacen que sus películas perduren en el tiempo mientras que las de otros estudios se olvidan.

7. LOS ADULTOS TAMBIÉN VAN AL CINE

Una de las premisas que siempre tienen en cuenta en Pixar al trabajar sus guiones es que los padres y madres deben pasarlo tan bien en las salas de cine como sus hijos/as, y esto es realmente destacable, sobre todo porque lo consiguen.

La mayoría de películas de Pixar tienen varios niveles de lectura y son disfrutables por público infantil o adulto de maneras muy distintas. El ejemplo clásico es Up, una película colorista y divertida para un niño, pero enormemente trágica para un adulto. Sin embargo hay casos más velados, como el de Los Increibles que no es explícitamente adulta pero que posee un inteligentísimo guion que constantemente genera situaciones de dobles lecturas y que alinea la balanza del el mensaje adulto con explosiones y robots para entretener a la chavalería.

8. RIESGO

He dicho que en Pixar son creativamente inquietos y esto no sería posible si no asumieran riesgos. De hecho no solo los asumen sino que han convertido en marca de la casa presentar premisas imposibles a priori, pero brillantemente resueltas. El mejor ejemplo de esto es Wall-e. Una película de ciencia ficción cuya primera media hora explica todo el trasfondo de la historia, presenta a un personaje complejísimo y lo hace prescindiendo completamente  del diálogo y de forma comprensible para cualquier niño/a. Una brillante y arriesgada pirueta narrativa.

9. MÚSICA

Que los protagonistas ya no canten no significa que falten canciones, y es que decir Pixar es decir Randy Newman, maestro del jazz y coleccionista de Oscars que ha creado algunas de las melodías más memorables para la factoría del flexo. ¿Quién no se ha pasado días canturreando “Hay un amigo en mi” después de ver Toy Story?

Siempre amantes del jazz, los de Pixar han echado mano de gente como Michael Giacchino, que tiñen sus obras de ese sonido de big-band estridente y de ese ritmo endiablado. Pero también han sabido adaptarse y volar musicalmente como las flautas y violines de Julie Fowlis en Brave. En pocas ocasiones han usado temas no originales pero sin duda mi favorito es Somewhere Beyond the Sea. Un Robbie Williams que nos acerca al mejor Sinatra. Imposible acabar una película con más elegancia.

10. CALADO CULTURAL

Quiero destacar en este último punto lo que es, en mi opinión, el mayor éxito de Pixar: su aportación al mundo del cine, de la animación y en general a la cultura occidental.

Sus películas no solo se han convertido en iconos indelebles de su medio, como en otro tiempo lo fueron El Libro de la Selva  o El Rey león, sino que suponen la madurez de la animación en occidente, que tras la última gran época de Disney había vivido sus horas más flojas. Lo que había sembrado La Bella y la Bestia en su momento cristaliza en las películas de Pixar, que hacen evolucionar el medio en todas las direcciones: artística, técnica, narrativa y emocional. a lo largo de sus años de historia han alcanzado altísimas cotas de sofisticación y han colocado al cine de animación en otro nivel de exigencia.

Gracias a Pixar el público adulto acude a las salas a ver animación de forma habitual y películas como Coraline o Fantástico Sr. Fox se alzan como rotundos éxitos de taquilla. Gracias a Pixar una nueva ola de creadores como Tom Moore están surgiendo con propuestas arriesgadas que cosechan grande éxitos.  Es un buen momento para el cine de animación, y lo es en parte gracias a Pixar.

Pablo Ballesteros @ballesomething

No stage fright

No stage fright

"Un mago nunca llega tarde, Frodo Bolsón. Ni pronto. Llega exactamente cuando se lo propone." | ESDLA: La Comunidad del Anillo (2001)
No stage fright

Latest posts by No stage fright (see all)

Comments are closed.