HBO

Por qué has de ver WESTWORLD

5 minutos

La realidad y la ficción suelen ser dos cosas que, muchas veces, van ligadas de la mano. Existe una línea muy pequeña que separe estos dos mundos y es algo con lo que J.J. Abrams suele jugar mucho.

Ya nos lo demostró en la serie Perdidos (2004-2010). Seis temporadas cargadas de flashback, flashforwards, ciencia-ficción, drama, religión… y con un montón de personajes memorables. Esta serie aportó un nuevo lenguaje narrativo a las series: crearon una historia diferente para cada personaje, además de una central que hacia avanzar a todos en una misma dirección.

Lo que cautivó de la serie, eran la cantidad de incógnitas que iban surgiendo a cada capítulo que pasaba; la trama se iba complicando más y más, hasta tal punto que, las últimas temporadas, son tema de controversia y discusiones aún hoy día entre sus fans. No obstante, todavía y teniendo uno de los finales más raros e incongruentes de la historia, es considerada como una de las mejores series de los últimos tiempos.

Después de estar unos años en el mundo del cine, reversionado clásicos de la ciencia ficción tan famosos como Star Trek (2009) y Star Wars Episodio VII (2015), por fin Abrams, vuelve a la pequeña pantalla para volvernos locos de nuevo con sus juegos. Junto a Lisa Joy y Jonathan Nolan, responsable de guiones cinematográficos tan elocuentes como El Caballero Oscuro (2008) o Interstellar (2014), nos traen una realidad futurista que no queda muy lejos de la realidad actual. Se trata de WestWorld, la nueva serie de la HBO, basada en la película de Michael Crichton de 1973.

Para situaros un poco antes de que empecéis a ver la serie, su trama trata sobre un parque de atracciones donde la gente va a vivir experiencias extremas, a correr riesgos y vivir aventuras que en la vida real serian mortales para ellos. Todo ello ambientado en la época del lejano oeste, con bandidos, indios y vaqueros. Dentro del parque existen los anfitriones, robots con inteligencia artificial cargados con una narrativa distinta cada uno y que acompañan y ayudan a los huéspedes (las personas reales) a llevar a cabo una aventura.

Todo en un principio parece normal, pero las cosas se empiezan a complicar cuando los anfitriones, empiezan a tomar consciencia de qué son y cual es su auténtica realidad. Trata uno de los temas que más preocupa a nuestra sociedad: ¿qué pasaría si algún día las máquinas tuvieran consciencia o sentimientos por sí mismos?

Si con esta trama aún no te acaba de convencer la serie, no te preocupes, puede que el increíble reparto seleccionado te ayude: hay caras tan conocidas como Anthony Hopkins, Ed Harris, Sidse Babett Knudsen o Jeffrey Wright, y nuevas caras que, probablemente, lleguen a ser muy conocidas por su interpretación en esta serie, como son Evan Rachel Wood, Thandie Newton o Ben Barnes.

 

Además, la estética de la serie esta cuidada hasta el más mínimo detalle: con una perfecta ambientación del lejano oeste; una iluminación idónea para cada espacio, dándonos a entender cuando estamos fuera y dentro del parque; vestuarios impecables (aunque hay que avisar de que hay bastantes desnudos, pero es un elemento importante para diferenciar la ficción de la realidad en la trama de la serie); paletas de color muy definida para diferenciar los dos mundos; y una buena banda sonora.

Por supuesto, tratándose de una serie de la HBO, han apostado por elementos ya asociados con esta cadena como son la violencia, mucha sangre y sexo. Son las premisas que suelen atraer más al público, aunque el trasfondo de la serie va a un nivel intelectual superior, rozando temas filosóficos y científicos.

Y por si aún te queda alguna duda sobre si ver o no esta serie, que posiblemente sea la sucesora de Juego de Tronos, destacamos los increíbles títulos de crédito iniciales, que proporcionan una descripción indirecta y muy enigmática sobre la serie. Patrick Clair es el responsable de dicha maravilla, y ya ha demostrado su gran talento en anteriores ocasiones, como es el maravilloso opening de True Detective.

Esta vez ha usado la técnica CGI y simulación de impresión 3D, aportando así a los títulos una información extra al espectador. Con esta técnica quiere destacar el lado oscuro de la esencia humana y la creación de la robótica, que en la serie podremos llegar a encontrar caminos muy oscuros y profundos sobre qué es real y qué es ficción.

Ahora, tan solo me queda decirte que, si quieres vivir una experiencia tan real como la vida misma: ¡BIENVENIDO A WESTWORLD!

 

Laura Peiro

Laura Peiro

Es de como pasamos la mayoría de nuestra vida dormidos. Y que tal vez es el momento que nos sentimos más libres.
Laura Peiro

Latest posts by Laura Peiro (see all)

Comments are closed.