¿Por qué tengo que empezar a ver The Get Down?

4 minutos

El pasado 13 de Agosto Netflix estrenaba en su plataforma los primeros 6 episodios (media temporada) de una de sus nuevas apuestas: The Get Down. En este artículo te vamos a contar por qué tienes que empezar a ver esta serie y alguna curiosidad sobre la misma. Viajemos al Nueva York de los años 70.

La época es en la que está ambientada la serie corresponde uno de los periodos más peligrosos de la ciudad. Te voy a dar varios motivos por los que deberías darle una oportunidad. Para variar un poco lo haré en forma de lista.

1. El rollo. La serie tiene mucho rollo desde el primer momento. La cultura del sur del Bronx está perfectamente plasmada, transportándote a la época sin necesidad de comprarte pantalones de campana y bailar Daddy Cool.

2. La banda sonora. Producida por la leyenda del hip-hop Nas, es uno de los puntos fuertes de la serie. En este sentido me recuerda mucho a Vinyl, donde la música juega un papel fundamental en todo momento.

3. Época dorada. Enlazando con el punto 1, nos encontramos en la época de la música disco y el nacimiento del hip-hop. Las escenas de baile que vemos son brutales. Añadir que la serie tiene un ritmo constante, no te dejará descansar ni un segundo.

4. El amor no correspondido. En torno a esto gira la vida de los dos protagonistas, Ezekiel y Mylene, cuya historia de amor es de película (o de serie, vaya).

5. Giancarlo Esposito. Para los fans de Breaking Bad, ver a Gus Fring como párroco de la iglesia del barrio no tiene precio. No te cuento más que no quiero estropear nada.

Ojo, pero no te voy a vender esto como si fuera algo perfecto, ya que también he encontrado cosas que no me han gustado en absoluto. Lo peor para mi de la serie se apellida Smith y se llama Jaden.

Si, hablo del hijo de Will Smith. Ese niño que tiene 24/7 cara de necesitar ir al baño por un apretón urgente (cara de estar cagándose, vaya). Le han puesto el pelo afro para ver si la nostalgia nos hacía volver a quererle como pasó en En busca de la Felicidad (2006). Conmigo no ha colado, al menos me alegro de que sea poco protagonista.

Otro dato “negativo” es que la serie se ha pasado de presupuesto. Tenía un presupuesto de 6,7 millones de dólares por episodio, una cantidad más que considerable para una serie que no iba a ser ni de lejos la más esperada de la casa este año (véase Stranger Things, House of Cards, Daredevil…). Pues bien, al final los 12 episodios costaron unos 107 millones de dólares (8,9 millones por episodio).

No hablamos ni mucho menos de una serie con grandes protagonistas, todo lo contrario. Quitando a Giancarlo Esposito (Breaking Bad) y a Jimmy Smits (Dexter) casi todo son caras nuevas. En Netflix no ha hecho mucha gracia este desliz presupuestario.

Muchos nos han preguntado por qué si la temporada tiene 12 episodios Netflix sólo ha estrenado 6 (cuando lo normal con sus series es estrenar toda la temporada del tirón). La respuesta la da el director de la serie, Baz Luhrnmann (Moulin Rouge, El Gran Gatsby):

“Netflix sólo emite los primeros seis episodios porque el resto no están acabados.”

Más claro no podía hablar, ¡Capitán Obvio al rescate!

nsf points

Tras todo este lío de información, si aún no te he conseguido convencer, ponte el tráiler.

Y si quieres conocer más series de Netflix, haz click aquí.

*Actualizado. La segunda parte de la primera temporada se estrenará el 7 de Abril.

Alvaro Corujo

Peter Patrick pitter patters on the window. And Sunny Silhouette won't let him in.

Latest posts by Alvaro Corujo (see all)

Comments are closed.