Requiem al viejo cine

4 minutos

Es una gran duda, incluso una cuestión que a gente como a mi, apasionados del guión  fuerte, cargado de sentimiento y frases que te hacen parar la película simplemente para recapitular palabra a palabra lo que se ha dicho. Hablo de El club de la lucha, American History XMillion Dollar Baby, y, como no, Pulp Fiction. Es ese segmento del cine que se puede llegar a considerar obligatorio en la lista de todo amante del cine. Y claro, la gran duda es: ¿Qué ha pasado con el cine?

Jim Uhls, David Fincher, Cameron Crowe y Andrew Kevin Walker, autores y culpables de la adaptación al cine de El club de la lucha, denotan el potencial del cine apreciado entre los años 90 y comienzos del 2000. Esas frases, que por separado son maravillas lingüísticas, y juntas una obra maestra, son la añoranza actual del cine. Cuántas veces no hemos pensado: “¿Qué ha pasado con Edward Norton? ¿Y Samuel L. Jackson? ¿Y Jake Gyllenhaal?…

Pues bien, entre la mano de Hollywood y la imposición de lo políticamente correcto esto ya es difícil, pero no imposible, siempre nos quedara Tarantino. Podría decirse que el cine de calidad ha cambiado de tesón, siendo ahora películas como Intocable (recomendable de principio a fin, sin duda) las que toman ahora la batuta de filmes de calidad, una temática más cargada de mensaje social, con un buen guion, una interpretación sublime y una evolución de los personajes que, para que mentir, a todos emociona.

El cine de calidad actual no es el que se carga de grandes frases que copiar y pegar en nuestros muros de Facebook o que ninguno imagina un tatuaje de alguna frase del cine actual y digas “menudo friki”, es más bien un cine para poder ver con toda la familia, que todos se sienten en el sofá o butacas del cine y puedan disfrutar, entendiendo más, o menos lo que nos intentan transmitir. Esto no es criticable, es bueno a fin de cuentas, pero a gente como a mí nos sabe a poco.

Hace unos años nacía Mátalos suavemente donde Brad Pitt volvía con esa fuerza de hará años, y con los años, The Hateful Eight. ¿Por qué estas dos películas y no otras? Bien, sencillo. Estas dos películas, que para alguno pasan por la parte trasera del telón, fueron lo más parecido a volver atrás en nuestro cine. Guiones con calidad, quizás no tanta como antes, pero una calidad destacable, junto con un reparto singular que generaron una mezcla perfecta para cualquier amante del cine de culto, lo violento y lo no políticamente correcto. No llevaría a ver a mi sobrina pequeña a ver ninguna de las dos, hasta dentro de unos años, claro está.

Así, cerrando esta pequeña oda al pasado del cine, espero y esperamos volver a ver a ese Clint Eastwood, aunque predecible, director de grandes obras que hacen que las horas en el sofá sean más cortas que de normal, volver con Tarantino y esa sed de sangre que parece que no cesa con los años, y esas frases que sacan una sonrisa un poco más culta en nuestras caras, o a David Fincher, dejando un poco de lado Netflix y trabajando con Spacey para regalarnos un nuevo placer visual como ya fueron Seven, El Club de la Lucha o Los hombres que no amaban a las mujeres.

Alejandro González @alejandronzalez

No stage fright

No stage fright

"Un mago nunca llega tarde, Frodo Bolsón. Ni pronto. Llega exactamente cuando se lo propone." | ESDLA: La Comunidad del Anillo (2001)
No stage fright

Latest posts by No stage fright (see all)

Comments are closed.