Shameless season finale temporada 9

6 minutos

✅ Este artículo está libre de spoilers. Tras casi año y medio sin hablar una sola palabra sobre los putos Gallagher toca hablar del season finale de la temporada 9, emitido el pasado 11 de marzo. 

La temporada

Shameless ha vuelto ha dejarnos con un sabor agridulce tras los 14 episodios de esta última temporada. Parece que nada ha cambiado en la familia Gallagher: Frank sigue siendo Frank, Debbie y Carl siguen con sus aventuras conjuntas y sus amoríos, Lip sigue involucrado en problemas con el alcohol, Ian sigue en la cárcel, Fiona vuelve a tocar fondo una vez más y todo el mundo sigue sin hacer caso a Liam. La clásica temporada. Sin embargo, no sabemos qué les ha pasado a las personas encargadas de elaborar los guiones que esta vez no han decidido destrozarnos el corazoncito por enésima vez, quizás se están reservando para la próxima temporada.

Lo que sí que han hecho en esta novena serie de desventuras ha sido dar una vuelta por los problemas políticos y sociales de Estados Unidos y ver cómo eso influye en nuestros queridos Gallagher y cía. Es verdad que comparando el primer episodio con el último nada parece haber cambiado; la situación de los personajes parece la misma, aunque esto no es del todo así. Tras todos los episodios, el contexto es mucho más happy flower que de costumbre. Y también lo ha sido toda la temporada, que nos ha dejado momentos de los más graciosos de la serie. Yo personalmente me quedo con toda la parte del apagón y la marcha-parrillada-protesta del episodio 8 y también con toda la historia de la adopción durante la primera parte de la temporada los primeros episodios V y Kev.

Y os preguntaréis, ¿cómo es que parece que no ha pasado nada? Pues porque las historias de los personajes se cerraron antes del último episodio o al principio de este y sirvieron para devolver a los personajes al estado del principio, más o menos, en algunos casos sí que ha cambiado (ejem, Liam). Y también os podéis preguntar ¿y por qué dice este tarado que ahora son mucho más felices? La felicidad es difícil de medir, pero en el episodio final Fiona cobra el cheque por el edificio derruido que estaba arreglando. Ese mismo edificio que hizo que su vida llegase a un punto tan bajo como para estar borracha 24/7 y acabar yendo con Lip a alcohólicos anónimos. Esto es lo que facilita que la familia Gallagher afronte la décima temporada de una manera más relajada, pues Fiona les deja 50.000 dólares y, además, Frank acaba de salir de una operación y se enfrenta a nueve meses de recuperación sin poder moverse del sofá. Cómo para no estar felices, ¿no?

A priori todo parece que la décima temporada será mucho más tranquilita para nuestro estado emocional, aunque con esta serie nunca se sabe, recordemos a Mónica para ver como todo se puede torcer en Shameless. Por lo pronto todo apunta a que Ian, muy contento en la cárcel con Mickey, volverá pronto, aunque sea de manera esporádica. También parece ser que durante los primeros episodios sabremos qué ha pasado con Fiona, ha dónde se ha ido y qué va a hacer con su vida. Aquí deseamos encarecidamente, si nos estáis escuchando señores y señoras de Showtime, que vuelva con Jimmy/Steve/Jack, por favor. Todo esto ya lo veremos a final de año, de momento nos vamos con un buen sabor de boca después de esta temporada.

Sobre la marcha de Emmy Rossum

La novena temporada de Shameless nos ha dejado con el corazón un poco más roto después de todas las aventuras (quizás más bien desgracias) que la familia Gallagher ha vivido durante estos episodios. Sin embargo, lo más destacado de estos 14 episodios no ha sido ningún momento destacado de la trama ni ningún giro argumental tan loco como para copar titulares, si no que el factor que más comentarios ha generado ha sido la marcha de Fiona (magníficamente interpretada por Emmy Rossum una vez más). Quien pudiera ser enmarcada como el personaje conector de todas las tramas de la serie ya no volverá, al menos de una manera consistente, en la décima temporada.

Servidor cree que la serie puede funcionar sin su personaje central, ya que los y las Gallagher han sobrevivido a una serie de cómicos y trágicos episodios de manera solvente y con bastante satisfacción para el público. Siempre a un paso de la carcajada al llanto. Un ejemplo muy claro de esto es el de V y Kev, que, aunque más alejados de la familia en las últimas temporadas, siempre había algún motivo que les acercaba a Fiona o Frank y acababa por unir todo en una amalgama de diversas historias del sur de Chicago; un collage de la actualidad y la sociedad americana pasada por un filtro de Instagram para hacerla más bonita y accesible. Aunque momentos duros y trágicos también nos hemos comido unos cuantos.

No sabemos como los productores asumirán la marcha de Rossum. Quizás Debbie tome el papel de Fiona y se haga cargo de la familia como ya ha empezado a hacer en esta última temporada. O tal vez Frank tenga una epifanía y empiece a ejercer ese rol parental que la sociedad le presupone (jeje ni de coña). Una de las opciones hubiera sido cerrar la serie, como The Big Bang Theory tras el anuncio de Jim Parsons de dejar atrás el personaje de Sheldon. Sin embargo, cuando todavía estábamos enfrascados en mitad de la temporada, Showtime confirmó que la serie tendría al menos una temporada más, convirtiéndose en la serie más longeva de la cadena.

Lo que está claro es que Shameless no es la única serie que ha sobrevivido con mayor o menor entereza a la marcha o pérdida de uno de sus personajes principales. Vikings, por ejemplo, se centró en las vidas de los hijos de Ragnar tras abandonar el actor la serie. También The Walking Dead sobrevivió a la marcha de Maggie y Rick. Quienes no sobrevivieron fueron muchos personajes de Game of Thrones, y a pesar de ello la serie se ha convertido en la gallina de los huevos de oro de HBO y en una de las series más vistas y comentadas de la historia. En una menor escala también podemos tomar como referentes Castle o Arrow con la marcha de sus coprotagonistas, Kate y Thea respectivamente.

¿Qué opináis vosotros y vosotras de la marcha de Emmy Rossum y de cómo mantendrá la serie la cohesión que Fiona le proporcionaba? ¿Creeis que Shameless mantendrá el nivel de las tramas y seguirá destrozándonos el corazoncito con las desventuras de los Gallagher?

Como una vez dijo Lip:

“Creo que la respuesta a esa pregunta, como la respuesta a la mayoría de las preguntas, es… ¡qué te den!”

Shameless 2×08

Aitor Gonzalez

Me gusta mucho desayunar y hacer entrevistas.
Aitor Gonzalez

Comments are closed.