Crónica de Zahara en el escenario Vibra Mahou de León y entrevista

10 minutos

Con una pequeña luz iluminando el bonito escenario de Vibra Mahou salió a escena Zahara acompañada por Manuel Cabezalí para interpretar la canción elegida por el público. Suele ser común en los conciertos que organiza Mahou que, según va entrando en el recinto, la gente pueda elegir qué canción prefiere que se interprete entre cinco canciones que el o la artista no suele incluir normalmente en sus repertorios. Saltó la sorpresa porque la elegida no fue Con las ganas, sino Olor a mandarinas. Y qué bonico fue.

Después de este momento más íntimo, saltó a escena toda la banda para desgranar todo tipo de canciones del repertorio de Z. Desde el puro sentimiento de El Frío o Multiverso, a la rabia Camino a L.A., pasando por pildorazos pop como Caída Libre u Hoy la bestia cena en casa. Las canciones más de bajona se las guarda en el tintero para la próxima gira de teatros. Ahí ya nos tocará llorar mucho, este concierto era más para soltar la rabia y disfrutar. Aunque cuando sonaron los primeros acordes de Lucha de gigantes más de algún corazoncito se encogió.

Zahara sabe muy bien como hacer que la gente se emocione y disfrute como nadie, y todo eso queda patente en cada uno de sus conciertos. Y si además todo eso se adereza con el mimo que Mahou le pone a las cosas que organiza, pues sólo puede salir algo mágico. Además, antes del concierto, también pudimos disfrutar de unos pocos minutos con Z para preguntarle sobre todo lo que ha ido haciendo durante estos últimos años. Y esto es lo que pasa cuando juntas a dos frikis:

Para empezar, he visto que estaba Martí Perarnau por ahí y en una ocasión le hice una pregunta que te voy a hacer a ti también. Y es que a mí me gusta mucho, cuando voy a festivales, conciertos y demás, ver como interactuáis entre vosotros. Porque al final sois una banda de amigos y si es el concierto de no sé quién, voy, si es el mío viene no sé quién. Entonces a él no le hice exactamente esta, porque no procedía, pero ¿cómo surgió todo el tema de Iván Ferreiro?

Pues no fue una propuesta nuestra, viene de Planet y de nuestras oficinas, que es verdad que viendo La Noche del Botánico, cómo interactuamos con tantas mujeres y lo bonito que fue; viendo el concierto de Iván; viendo las veces que Iván y yo hemos colaborado, que eso, siempre que sucede, es algo explosivo. Fueron ellos los que nos lo plantearon y la verdad es que cuando me lo dijeron dije “sí, lo que sea, con Iván todo.”

Porque sé que es una persona con la que musicalmente me voy a encontrar, o sea es increíble cómo vive la música, cómo vive el escenario, sobre todo, y yo creo que él siente algo parecido conmigo, que al margen de las diferentes canciones que tenemos, o de lo diferente que pueden ser los estilos a veces.

La voz también sobre todo…

Es que la voz de Iván es diferente a todo, obviamente. Pero como hay diferentes nexos, ¿no? Como para él su banda es su familia y como lo es para mí. Como, además, muchos de los músicos han tocado conmigo, yo con ellos. Como que ya nos conocíamos todos y va a ser increíble porque estamos preparando un repertorio donde todo el rato él y yo estamos en el escenario; los músicos van cambiando, pero están ahí también. Son canciones de él y mías, todo el rato, todo como muy disciplinado. Yo creo que va a ser muy bonito.

Tenía un guion preparado, pero yo soy mucho de saltarme las cosas. Y como me has dado pie con dos frases, que son las del Botánico y las mujeres y ahora equitativo, pues a mí me pareció maravilloso el 8 de marzo ver a la gente con frases de tus canciones. ¿Qué piensas tú sobre eso?

Pues es que es muy emocionante porque cuando yo escribí Hoy la bestia cena en casa, pues la hice porque estaba cabreada con lo que estaba sucediendo, porque no podía soportarlo más. Me dolía el estómago cada vez que encendía la tele y escuchaba a estos políticos hablar, y entonces hago la canción fruto de un dolor de estómago.

Luego me viene toda la cosa del miedo a exponerme al sacar esta canción. Cuando la lanzo la reacción es la contraria a la que me temo: de repente me viene todo el ego y todo el miedo de “oh, dios mío, me voy a exponer” y lo que la gente ve es “qué guay esta canción que dice lo que pienso yo también.” Entonces la canción se da la vuelta y, de repente, está en la boca de todo el mundo y como el movimiento feminista acoge frases que yo, obviamente, creo que son muy feministas. Me pareció precioso, a parte de completamente inesperado.

Es que no me lo podía ni imaginar porque en el momento que creo yo soy libre, pero en el momento en que lo muestro me vienen las inseguridades. Estaba más preocupada de mí que de la gente, y luego la gente resultó ser mucho más maravillosa que yo. Fue increíble, la verdad. Lo iba viendo y se me saltaban las lagrimas de emoción.

Para no seguir con política, que estamos ya casi en jornada de reflexión, en lo que estamos también es en noviembre de 2019

Noviembre de 2019… ¡Ah! ¡Blade Runner!

Entonces, además de Astronauta 2049, Multiverso, uno de mis favoritos, que no sé si es una constelación o una luna, Ag. Cooper

Agent Cooper, claro… Bueno, es que el mapa está lleno de frikadas. A parte, Emilio Llorente, que es el diseñador, y yo pasamos mucho tiempo… ¡Bueno! Está la Puerta Tannhauser, obviamente…  Pues pasamos mucho tiempo imaginando todo lo que iba a ser, viéndonos pelis de ciencia ficción rusas absurdas de los años 70 para inspirarnos en el look, en la estética, un poco en todo, en la infografía. Y luego que compartimos nuestro amor por The Leftovers, Battlestar Galactica, Blade Runner, Star Wars… está el planeta de Ewoks por ahí también.

Astronauta para mí, la parte que no son las canciones, sino todo el universo, era mi película de ciencia ficción. Y si lees el diario del astronauta, pues todo lo que va viendo, esos planetas… Bueno, estuve viéndome, todo el verano, documentales de ciencia, porque, claro, yo lo único que sé es de ciencia ficción, pero no de ciencia.

Me faltaba una parte importante. Iba tomando notas y a parte son blogs precisamente para gente que no tiene ni idea, y lo explicaban súper bien. Leía en plan las características de todos los planetas… Uno de mis libros favoritos de ciencia ficción es Solaris, que se tira tres cuartas partes del libro describiendo el planeta y yo ahí es que me enamoré del planeta; no me podía creer que no existiera Solaris. Solaris estaba ahí y yo quería ir.

Y ahí está el ejemplo de la película rusa buena y la menos buena.

Bueno, a mí, fíjate, ahí no me gusta ninguna de las dos. Es que el libro… A mí el libro me tocó el corazón de una manera… En serio, desde que leí ese libro, hace casi diez años, he querido hacer Astronauta. O sea, he querido hacer ese viaje, inventarme esos planetas. Entonces quería la descripción técnica y, de hecho, hay uno que copio la descripción de Solaris como la masa uniforme. Y luego me tatué Flares de Hierro.

Que yo leía Flanes de Hierro las primeras veces porque la dislexia también afecta.

Sí, la dislexia también es un problema. Los disléxicos también somos persianas.

Aparte de todo el imaginario del disco, este elegiste irte fuera, ¿cómo fue la experiencia en contraposición a las otras?

Fue maravilloso por salirme de mi casa y entrar en esa especie de Gran Hermano sin cámaras, pero con grabación de audio, donde unos desconocidos y yo nos poníamos a hacer música. Fue espectacular porque quien mandaba todo el rato era la música, las canciones.

Matthew [Twaites] es una persona extremadamente generosa y empática. Todo el rato iba entendiendo las sinergias que había, nos coordinaba y nos movía muy bien para que estuviéramos siempre felices y en el mood correcto para hacer música. Además, fue muy bonito cantarle a gente que no me conocía, porque también te da esa cosa de querer brillar y de querer enamorarles. Era muy bonito porque sentía todo el rato eso: como haciéndoles un espectáculo, y ellos para mí también. Entonces, al final, yo creo que fue muy positivo y que se nota también en el disco, que está como más vivo y que hay mucha verdad.

Y luego, pre-Astronauta y post-Astronauta, tenemos dos libros maravillosos, programas de televisión, serie-documentales… ¿qué más te queda por hacer?

Mira… todo, ¿no? O sea, música.

Plantar un árbol…

No, no, planté el árbol.

¿Sí?

Claro, cuando me quedé embarazada planté uno, porque dije “ahora ya, lo que me queda.”

Jo, me encantaría seguir haciendo música y seguir escribiendo. De hecho, tengo una idea de una novela de ciencia ficción flipante, pero es tan complejo que no sé si seré capaz, es como un sueño, no más inmediato, pero como más gordo, que me pica el cuerpo muchísimo. Y luego seguir haciendo canciones. Mi sueño es morirme con 97 años en un escenario cantando, por favor, no quiero menos que eso.

Y por ejemplo, ahora con Teoría de los cuerpos, ¿te sirve de alguna manera para expandir las letras que ya tenías? Porque en Santa estaba Oh, salvaje, luego en el poemario, ahora lo recuperas…

Hay de todo. Porque yo a la hora de hacer canciones yo lo que hago es escribir sobre lo que siento, sobre lo que veo. Entonces, hay veces que escribo el bruto que no tiene ningún tipo de forma artística, ni poética, ni de canción; un chorro, una vomitona emocional. Y eso, a veces, lo pulo, lo transformo en un poema y otras veces ese poema mismo me apetece cantarlo. Hay veces que sólo sale una canción y no hay poema en medio y pasa esto.

Cuando empecé a escribir historias, relatos y poemas recuperé algunos antiguos. Por eso recuperé algunos de los que más me gustaban del poemario de Santa, algunos antiguos que no estaban publicados, otros que estaban en mi blog de Las tardes de verano son para los chicos que comen pipas. Había como un poco de todo eso. Hay muchos nuevos, la mayoría lo son. Pero sí que es verdad que vienen como del mismo lugar, que al final son las entrañas.

Para terminar, como la web está más enfocada a pelis y series, quería pedirte una recomendación para nuestros lectores.

Pues una serie que me gusta mucho es The Marvelous Mrs. Maisel. Comedia de una hora rodada como si fuera cine y encima con una protagonista que es una mujer. Es súper feminista, ves unas cosas que no te lo puedes creer, ella es espectacular, por favor, es alucinante. Y recomiendo esta encarecidamente.

Aitor Gonzalez

Me gusta mucho desayunar y hacer entrevistas.
Aitor Gonzalez

Latest posts by Aitor Gonzalez (see all)

Comments are closed.